15 septiembre, 2007

Un volantín cortado










Cada vez que atiendo a un niño cortado con hilo curado o lesionado por tratar de atrapar un volatín,recuerdo mi infancia en el mes de Septiembre,no había nada más gratificante que pescar una volantín cortado,comprarlo no tenía gracia.
Hace unos días atendí un niño de 9 años que se enterró la punta de un reja en su pulmón,al intentar agarrar un volatín,felizmente no pasó a mayores.Le dije que no hiciera más eso,con la certeza que lo volverá a intentar,es que pescar un volatín cortado tiene mucho de magia...
Y tú ¿que recuerdo te traen los volantines?
Publicar un comentario