19 junio, 2010

Una bala loca




Atiendo a un paciente que había salido a comprar a la feria de su barrio y de pronto siente "algo extraño en la guata".Resultó ser que eso "extraño" era una bala loca, disparada en una disputa de bandas en las cercanías,que se alojó en su cavidad abdominal.
Fue operado realizándose una laparotomía exploradora y providencialmente nada se perforó en el abdomen.
Pocos tienen esa mala suerte de recibir un impacto de bala por azar y más pocos tienen tan buena suerte de que habiendo recibido un balazo en abdomen, nada se perfore
Publicar un comentario