29 julio, 2007

La medicina es para los enfermos,la comunión para los pecadores


El Domingo pasado asistí a la Iglesia de María Auxiliadora por una Misa en recuerdo del fallecimiento de mi suegra.
La ceremonia empezó muy tarde dado que el Cura se retrasó.Cuando lo veo entrar me encuentro con Pepe Forbes,un sacerdote Salesiano que conocí en la Universidad y con el cual trabajamos en la Pastoral Universitaria,realizamos trabajos de Verano en la Isla Huapi.
En el momento de la consagración se le ocurre al cura hacer pasar adelante a los Padres presentes,me ubica a su lado,le recuerdo al oído,que ya va a empezar el partido de Chile y que el llegó atrasado.Se ríe y apura la celebración.
Al momento de la Comunión,nos confiere poder a dos de nosotros y nos pide dar la Comunión.
Por 10 minutos me veo como sacerdote,y pensar que en algún momento de mi juventud se me cruzó por la cabeza esa idea.
Entrego el cáliz y mi amigo me pasa una hostia para comulgar,no me dio tiempo para rechazarla.
Después le digo que hace mucho tiempo no comulgaba,que estaba en pecado.Su repuesta me impactó-me recordó lo discutido en relación con el post de Zulema-"La medicina es para los enfermos,la comunión para los pecadores"
Curas así necesita la Iglesia Católica,que sean capaces de desafiar los anacronismos.
Y tú ¿te atreves a luchar contra los dogmatismos?
Publicar un comentario