04 enero, 2009

Una vaca loca

He escrito en este blog,varios artículos respecto de la prevención de accidentes,ayer me tocó a mi sufrir uno.
Estábamos de paseo con mi turno del Sapu,comiéndonos un cabrito a la parrilla,para celebrar mi cumpleaños y el comienzo del año.
Ya pronto a venirnos a Santiago,mi hija Amanda escucha a una vaca y me pide ir a verla,cuando llegamos estaba Alonso,el nieto de Eugenia observando como una vaca que estaba amarrada corría de un lado a otro,estaba como loca,me acordé del post escrito hace poco.Como era tan gracioso como la vaca corría ,se caía y enredaba sus patas en la soga que la sostenía ,decidió grabarla,cuando lo hacía se acercó mucho donde estaba el niño,mi hija estaba más atrás-las mujeres siempre más precavidas-tome una botella plástica que estaba en el suelo para correr a la vaca de la cerca,logrando el objetivo,lo que jamás imaginé es que esto alteró más al animal,emprendió la retirada,de pronto toma velocidad y con pavor veo como corre a la cerca,alcanzo a gritar a los niños que corran,la vaca me da una cornada con la frente en la región lumbar salgo volando cayendo encima del niño,felizmente al mismo tiempo, mi hija corrió en dirección contraria pidiendo ayuda,lo cual impidió una tragedia mayor.
A los niños felizmente,aparte del susto ,no les pasó nada,(corrijo,Alonso sufriò un fractura de clàvicula)yo con múltiples contusiones y hematomas en mis rodillas,la cornada felizmente fue con la frente y no me enterró los cuernos.
Todo podría haber sido peor,por lo que doy gracias a Dios.

Publicar un comentario