03 febrero, 2013

Sindrome conversivo en niña




Atiendo a niña de 8 años que comienza a llorar en forma brusca,señalando dolor a la rodilla.Desde que llega a urgencia llora sin parar,como antecedentes papá refiere que la niña estaba tendida en el suelo dibujando y que después de 10 minutos comienza a llorar señalando que dolía rodilla.
Examino,no encuentro nada ,me doy cuenta que padres están separados y que la niña estaba en la visita dominical con su padre.
Administro un suero ,sin medicamentos y en 30 minutos la niña había dejado de llorar y no refería dolor a la movilización de rodilla.
Converso con el padre,le explico mi hipótesis diagnóstica,la comparte señalando que cada vez que iba a su casa manifestaba distintos problemas de salud.
Trabajar con los hijos de padres separados es imperativo en muchas situaciones.
Es una conversión porque el paciente convierte el conflicto psicológico en un trastorno físico (incapacidad para mover ciertas partes del cuerpo o usar los sentidos de manera normal).
Publicar un comentario