17 mayo, 2014

Alrededores del Instituto Nacional del Cáncer son declarados zona libre de humo de tabaco

En el mundo mueren cada año aproximadamente más de medio millón de personas no fumadoras por efectos del “humo de segunda mano”. De ellas, el 28% son niños y el 47% mujeres.
El Instituto Nacional del Cáncer, con el patrocinio de la municipalidad de Independencia, cuenta desde el martes 15 de abril de 2014 con una zona libre de tabaco específicamente en la vía pública que rodea a este centro nacional de referencia oncológica.
Con el slogan central “Callar es enfermar”, lo que se pretende es crear conciencia y empoderar a quienes no fuman para que hagan respetar su espacio libre de humo de tabaco y de esta manera no contraer enfermedades asociadas a dicho humo como fumadores pasivos o de segunda mano, como se le suele llamar.
Con esta iniciativa el Instituto Nacional del Cáncer se convierte en el primer establecimiento público y de salud en Chile que busca respetar el espacio de quienes no son fumadores.
Durante la ceremonia el Director del INC, Mauro Salinas sostuvo que “como parte del Sistema de Salud Público Chileno estamos llamados a proveer la mejor salud posible a todos quienes concurren a nuestro establecimiento. Estamos trabajando con mucho entusiasmo y con todas nuestras competencias en beneficio de desarrollar un gran instituto, que no solo sea líder en materia oncológica en Chile, sino que un referente en Latinoamérica. Tenemos la firme convicción de que realizando un trabajo paralelo en las tres áreas que abarcamos como lo son Docencia, Investigación y Asistencialidad lo podemos lograr”.
Agregó que “uno de nuestros grandes logros es el reconocimiento que recibimos por mejor trato al usuario y por eso hemos seguido mejorando y hemos estamos desarrollando talleres y actividades para darle calidad a los tiempos de permanencia en el Instituto. Nuestro compromiso también debe expresarse en las condiciones de permanencia y acceso al mismo instituto, siendo fieles a nuestra misión de aumentar la sobrevida y calidad de vida de nuestros pacientes, a través de un modelo de atención oncológica integral y humanizada. Hace un tiempo, en el acceso observamos que familiares, acompañantes, personal y otros fuman afectando negativamente a quienes son NO fumadores, entre ellos niños que concurren a nuestro centro. Por esto e que ideamos la forma de hacer respetar el derecho de todo no fumador a tener un ambiente libre de humo de tabaco”.
También agradeció públicamente la acogida y apoyo que este proyecto tuvo de inmediato por parte de Alejandro Guerra, quien trabajó para llevar a cabo esta propuesta y de la máxima autoridad de la Municipalidad de Independencia, el alcalde Gonzalo Duran, quien no sólo avaló y autorizó sino que ya ideó algunas otras mejoras que se implementaran en el futuro cercano.
¿Qué es el humo de tabaco en el ambiente?
El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de muerte en todo el mundo, y provoca más de seis millones de defunciones cada año. Ese consumo sigue aumentando con mayor rapidez en el mundo en desarrollo, donde actualmente se registra la mitad de las defunciones asociadas al tabaco. De persistir esa tendencia, para 2030 ocho de cada 10 muertes asociadas al tabaco se producirán en los países en desarrollo.
El humo de tabaco en el ambiente (conocido también como tabaquismo de segunda mano y tabaquismo involuntario o pasivo) es la combinación del humo de la corriente “lateral o secundaria” (el humo que resulta de la combustión de un producto de tabaco) y el humo de la corriente “principal” (el humo que exhala el fumador).
El humo de tabaco en el ambiente también contiene compuestos químicos y entre los más de 7.000 que se han identificado en éste se sabe que por lo menos 69 causan cáncer. De hecho, la Organización Mundial de la Salud, hace más de una década, indica que está demostrado que el humo ajeno, también llamado «humo ambiental», causa cáncer de pulmón, entre otras graves enfermedades.
Se sabe que al menos 69 sustancias químicas en el humo de tabaco causan cáncer (de las más de 7.000 que tiene el cigarrillo) y que en el ambiente causa cáncer de pulmón en quienes no fuman.
No fumadores Chile
El publicista Alejandro Guerra, luego de salir del cuadro intenso que lo alertó del cáncer al pulmón que padece hace casi dos años, quiso dejar un legado y en vez de preguntarse el porqué de su enfermedad, le dio un sentido y en la búsqueda de la respuesta para qué, creó la organización sin fines de lucro: “No fumadores Chile”.
Alejandro Guerra explica que empezó a dar charlas a estudiantes de enseñanza básica y media acerca de la relación entre cáncer y tabaco y “todo no fumador tiene derecho a no tragarse el humo ajeno, donde quiera que se encuentre. Cada vez que un no fumador calla respecto del humo de cigarrillo ajeno, se traga más de siete mil componentes químicos de los cuales casi 70 son reconocidos cancerígenos”.
Y como paciente del Instituto Nacional del Cáncer quiso hacer aún más práctico su legado y eligió a esta institución para realizar el lanzamiento de la organización No Fumadores Chile. El principal propósito de este organización es promover la reforma de la Ley del Tabaco (Ley 20.660) para garantizar el derecho de los no fumadores a respirar aire libre de humo de tabaco en espacios exteriores de acceso público y uso colectivo tales como paraderos y accesos del transporte público, ferias y mercados de todo tipo, plazas y parques, áreas de juegos infantiles y de ejercicio, entorno y accesos a servicios de urgencia, hospitales, clínicas, centros de salud, salas cuna, jardines infantiles, escuelas, liceos y universidades, y sectores comerciales al aire libre con gran afluencia de público, entre otros. 
Publicar un comentario