15 septiembre, 2006

Siempre se vuelve al lugar de los sucesos


Hace alguna semanas comentaba con Lorena Saez,que estaba mal,por que nos habían robado un Laringoscopio,instrumento que a nadie más sirve que no trabaje en un Servicio de Urgencia,como suele suceder en esos casos,ninguna investigación llega a resultados concretos,lo único que se genera es un clima de sospechas en la organización.
Hace dos semana justo cuando realizabamos un cambio de turno con el Dr.Henry Ramirez llegó un paciente con una crisis epilèptica,que rápidamente fue controlada,al poco rato Henry comienza a preguntar por su otoscopio,el paciente se saca su oxigeno y sin mediar alta se retira del servicio.Una auxiliar que lo conocía en su barrio señaló posteriormente que pensaba que se había robado el instrumental.
Cinco días después llega un paciente con una grave crisis epilética,que terminó hospitalizada,se atendió con el mismo Dr Ramirez,al percatarse que era elpaciente sospechoso,conversa con su hijo,este pide las disculpas del caso muy avergonzado por la actitud de su padre comprometiendose a recuperar las especies,un rato después aparece con el otoscopio,que estaba empeñado,la calculadora no se recuperó dado que eso se vende ràpido.
Los carabineros aún no aparecen,desde el primer día que se hizo el llamado telefónico.
Henry está arrepentido de haber maldecido al ladrón,hoy este, aún está en la UTI luchando por su vida.
PD.El laringoscopio,probablemente lo robaron de igual forma y muchos dudamos de compañeros de trabajo....
La duda sin fundamento es mala para la salud organizacional y personal.¿de quien dudas tu cuando roban en tu lugar de trabajo o estudio?
Publicar un comentario