06 septiembre, 2009

Niño en Paro Cardiorespiratorio

Creo haber escrito antes sobre esto,mas,lo haré nuevamente,dado que no es usual y es muy reconfortante para todo mi Equipo.
El Viernes teníamos un turno tranquilo,hasta que llegó un niño de 18 meses,que había sido vacunado en la mañana,presentó un brusco cuadro febril,presentando convulsiones persistentes.Al llegar a la urgencia el menor no tenía signos vitales,felizmente respondió en pocos minutos a las maniobras realizadas.
Lo trasladamos al Hospital donde quedó en observación.
Pocas cosas son más reconfortantes que vivir experiencias como estas,que nos permiten sentir que nuestro trabajo tiene sentido.
Publicar un comentario